Cuando se tienen aparatos ortodóncicos, puede presentarse dolor general en la boca y presión en los dientes por tres a cinco días después de cada ajuste.

Es recomendable realizar enjuagues (disolver una cucharadita de sal en 8 onzas de agua caliente, y realizar enjuagues vigorosos).

Sí el dolor continua, se recomienda ingerir algún analgésico para el dolor de cabeza o algún dolor similar.