Actualmente, los avances científicos y tecnológicos nos ofrecen la gran ventaja de usar mini-implantes para mejorar los tratamientos de ortodoncia y reducir el número de consultas.

Los mini-implantes se colocan de manera sencilla y sin causar ninguna molestia para los pacientes. Las técnicas japonesas más novedosas se aplican en la colocación y terapéutica de nuestros casos. Evitando la necesidad de costosas y molestas cirugías.

Con el uso de mini-implantes, el tiempo total de tratamiento se puede reducir en un gran porcentaje. Nuestra filosofía, nos compromete a pensar en el mayor beneficio y comodidad de nuestros pacientes.